El pastoreo

Hoy os vengo a contar mi experiencia con el pastoreo, y os traigo unas palabras también de Oscar Murguia, pastor y educador canino desde hace ya muchos años. 

Qué significó para hiro

Hiro siempre ha sido un perrete con algunas inseguridades, y el pastoreo ha sido una de las herramientas que lo ha ayudado sobre todo en ese aspecto. 

La primera vez que fuimos a pastorear (con otro pastor diferente), Hiro entraba a morder, era tal su inseguridad frente a la situación que no sabía cómo gestionarla ni qué hacer con todo eso que llevaba dentro (toda esa carga genética del perro pastor). Esa primera vez, nos dijeron que Hiro no valía, que nunca sacaría esa parte limpia de pastorear y la verdad me fui a casa un poco triste por qué la explicación que me dieron no me encajaba. 

Un tiempo más tarde, fuimos a un seminario de Oscar Murguia. Y su visión del perro es totalmente diferente a la de muchos pastores. Oscar vio esa inseguridad, esas ganas de hacer pero no saber cómo y lo ayudó a ganar esa confianza dentro de su parte instintiva. Desde que Hiro tenía dos años, hemos ido al menos una vez al año a pastorear, y cada año Hiro mejoraba más. Y eso se veía luego reflejado en su día a día. 

El pastoreo lo ha ayudado a limpiar su mente, a ganar en confianza y a gestionar mejor (junto con otro tipo de ayudas fuera del pastoreo) situaciones del día a día que antiguamente de costaban mucho. 

Muchas veces nos meten miedo diciendo que el perro pastoreará todo al volver, si activas ese instinto luego será peor. Y la verdad es que nunca ha pasado esto, ni con Hiro ni con otros perros que he visto. El perro saca solo ese instinto interno con el rebaño, un coche nunca despertará ese instinto (que lo persiga bajo otra motivación es otra cosa, pero no fruto del pastoreo, ni bajo instinto).

Pero también os digo, no todo vale. No vale cualquier forma de pastorear ni cualquier pastor. Siempre recomiendo a Oscar por su forma de leer y conocer a los perros, en base a ese instinto, y por su forma de transmitir conocimientos. 

reflexión de oscar murguia

Le pedí a Oscar que escribiera sobre el pastoreo unas palabras:

– PASTOREAR, Si o No ? –


Transita el hombre; – por las veredas de la vida; – tratando de buscar saber quién es. 

De qué está hecha, la sustancia de su ser. A qué ha venido. Dónde se sustenta su alma. ( … ) Y ahí vamos, “ errantes“, llenos de inquietudes. Colmados de miedo, temblor y angustia. Tristeza,.. sí; tristeza e inseguridad. En cualquier caso, con ánimo de reencuentro, de volver a sí, con la intención inequívoca, de calmar, de hallar el poso de paz, de arremeter contra su naturaleza, y sorber la calma inevitable que ésta escurre. La esencia propia, que reposa en él. 

La indomable razón de existencia. ( … ) A veces pienso, que todo hubiera sido más fácil, si tuviéramos detrás una selección genética predispuesta, para lo que fuera. 

Y miro entonces; por ejemplo a los perros pastores. A los border collies, y pienso: la suerte que arrastran, que transitan. Pienso, en la facilidad en que vienen envueltos. Ellos saben sin duda qué son, quiénes son, cómo son, dónde encontrarse. ( … ) El pastoreo es para ellos, lo que el viento, al pájaro. Lo que la raíz, al árbol. 

Lo que para ese hombre perdido del que hablaba, es la piel, el amor, la felicidad. Sentirse completamente realizado. 

Y me dicen que escriba, sobre los benéficos del pastoreo. Sobre el motivo mismo, que les pudiera llevar, a hacerlo. 

Podría llenar este folio, y mi boca, como quien hubiera aprendido, con el paso del tiempo, lo que dicta. Como un educador canino, con años. Como alguien que tuvo la molestia, u obtuvo cierto espacio de experimentación, y decir:

 [ Ese encuentro (pastorear) traerá cierta serenidad. Tiene el beneficio de calmar cierta ansiedad. Ayuda, en su corta medida, a la autoestima. A vencer, ciertos miedos, e inquietudes. Las inseguridades propias, que a veces los perros arrastran, como nosotros. Adopta la manera donde poder trabajar esto, y ser una ayuda ( repito: una pequeña/gran ayuda, “ nunca su solución “ ) donde poder apoyarse. Impulsarse. 

Crea otro tipo de unión ( lo que se conoce como vínculo ), diferente. Se adopta un control, ante un estímulo bárbaro de atracción e impulso, que ayuda sin duda, al control diario. Así también, a esa gestión de emociones de la que tanto se habla, y escasea, con ocasiones, en esta raza. 

Los beneficios son todos; y los temores; ninguno !! No van a perseguir por ello coches, ni niños, ni patinetes, ni se van a abrir más en los giros de agility. No les va a crear ansiedad, no hacerlo de nuevo. Ni todas esas cosas que tanto se escuchan:

– parte de una leyenda, que reescribe como siempre la duda. El desconocimiento y el miedo, a la falta de control, sobre algo, como ha ocurrido con otras tantas cosas en la historia del hombre; –

Eso que todos hemos oído, y que basan sus síntomas, más en una crianza y una selección genética equivocada, ( y alguna cosa más, claro, ) donde todos estamos inmersos, y donde también me incluyo. Todos somos responsables. Todos !! Pero eso es otro post. ]

 

Pero no, ( que yo no escribo desde ahí,o no del todo ) que yo me dejo aquí, como quien chocó, contra sí, rompiendo de sí mismo,lo que aún queda, como un border collie que encuentra, – llegada la hora, – lo que vino siendo. 

 

Sé, de lo que os hablo. La duda no debiera ser si pastorear. Debiera ser, sino hacerlo. 

 

Oscar Murguía. http://www.murguiabordercollie.com/

( Ese al que en este valle, Murguía, lo conocen, como el chico de los perros )

——

PD: Tampoco cualquier cosa es pastorear, ni es beneficioso, ojo !! Que se pueden romper muchas cosas, del perro, ahí adentro. Que ha de venir, de la esencia, por alguien que contenga, esa misma sustancia. Que sea tuétano, y no hueso. 

 

No se puede tratar de sacar de alguien, o algo, aquello que no eres. O no has sido. 

( esto daría para 2/3 posts, que seguramente nunca escriba )

Adriana Rivilla y Oscar Murguia

Sobre Educación canina

También te puede interesar...

🤞 ¡No te pierdas nada!

¡Hiro no envía spam, solo info relevante! Lee más en nuestra política de privacidad

Deja una respuesta