Niñ@s y perros. Crianza multiespecie

Hoy nos acompaña Tamara Hernán, fundadora de Creciendo Entre Perros, quien nos hablará sobre el concepto que ha introducido en el mundo del perro como “crianza multiespecie”. Si que se suele hablar de familia multiespecie, pero el concepto crianza abarca mucho más. Por que no hay que dejar nada al azar, y hay que ayudar a nuestro perro a adaptarse a su nueva vida como familia multiespecie. 

"Evolucionar es adaptarse. Cuestionarse es creer en esa evolución"

La crianza multiespecie es…para mí, una fórmula de vida donde los hijos perros y humanos son tratados por igual, y está dirigida a las familias con perros y niños. Es un compendio de toda la formación que he adquirido en crianza consciente, crianza respetuosa, disciplina positiva y educación canina. 

Pero antes de avanzar en la materia, prefiero aclarar que ese “por igual” se refiere a su lugar en la familia, sus derechos, el cariño, los cuidados y la educación. Porque son seres y no cosas que “tenemos” como podemos tener un coche o un mueble.

La crianza multiespecie no contempla desplazar a los perros por la llegada de un bebé, pero tampoco pretende humanizarlos. 

Hace poco leí un artículo de Marcos Díaz Videla, Dr. en psicología argentino, y especializado en antrozoología en el que decía: 

“La analogía entre crías humanas y mascotas es ancestral. De modo que tener perros/gatos-hijo es, técnicamente, una forma de aloparentalidad, la cual no es otra cosa que una expresión de parentalidad (transespecie) que se ha desarrollado desde siempre en la naturaleza. Tener un perro no te hace mamá. Brindarle un cuidado parental, sí.”

El término de crianza se refiere al acto y la consecuencia de criar: cuidar, alimentar y educar a un ser vivo, o producir o desarrollar algo. El concepto suele aplicarse a la tarea desarrollada por los padres o tutores de un niño durante los primeros años de su vida. Y aplicar ésto a ambas especies era ya tarea fácil…Y así nació “mi crianza multiespecie”.

¿Qué es la Crianza Multiespecie? ¿Cómo desarrollarla?

Después de estudiar y leer mucho sobre crianza, he llegado a la conclusión de que las bases de la crianza multiespecie son parecidas a las de la crianza consciente, que lleva años alimentando el desarrollo de los pequeños de una forma respetuosa y consciente. 

Es enormemente representativo para las familias que compartimos nuestra vida con perros y niñ@s, y tiene muchísimos puntos en común con la #crianzaconsciente, #crianzarespetuosa y #disciplinapositiva, pero con la inclusión familiar del perro como un animal singular del que hay que conocer sus necesidades, basándome en mi formación y experiencia sobre el comportamiento y el bienestar/salud canino.⁣

Y gracias a mi propia visión y necesidad de aunar estas disciplinas para las familias, creé éste concepto. ⁣

Y todo tiene mucho sentido, porque en la educación canina llevamos años difundiendo para que las familias tengan consciencia del perro como individuo, sus necesidades y sus emociones, y no sólo se limiten a adiestrar en obediencia u otras prácticas. Justo lo que pretende considerar este tipo de crianza con los peques de la casa, así que la educación canina actual, tiene muchos paralelismos con la crianza consciente humana.

Las claves del éxito en la Crianza Multiespecie son:

  • Consciencia: De cada ser de forma individual para poder cubrir las necesidades de cada uno. No somos más por ser humanos ni menos por ser un bebé. Debemos valorar la esencia y forma de ser de cada uno.

     

  • Respeto: Ha de ser bidireccional de humanos a perro y de perro a humanos. No solo hay que respetar a cada individuo, si no su capacidad, su etapa, sus límites, sus emociones, sus tiempos y su espacio.

     

  • Supervisión: y acompañamiento para que perro y niña/o interactúen sin forzar situaciones negativas o incómodas. El perro no “tiene que aguantar” ninguna trastada del peque y viceversa.

     

  • Libertad: Para sentir, hacer y expresarse. Sin coacciones. Tienen que poder tomar sus propias decisiones, que se verán encuadradas en los valores y el ejemplo que les hayamos enseñado. 
  • Empatía: Derivada de una formación canina y de crianza adecuada. Es muy importante no humanizar al perro, porque aunque nuestro amor hacia él sea como el de un hijo más, humanizarlo perjudica su salud mental.

     

  • Límites: De ser necesarios, sin castigos y con alternativas. Ser adultos no implica ser la autoridad, si no el ejemplo. Los límites y normas deben ir acordes a su etapa y su capacidad, tanto para el perro como para el peque.

     

  • Apoyo: Ser una referencia emocional y un guía intelectual para nuestro perro e hijo/a.  Que cuando tengan un problema, miedo o inseguridad, sepan que estamos ahí para apoyar sus decisiones.

     

  • Amor: Incondicional y por encima de todo.  Sin amor, nada de esto es posible. Es el nexo de unión entre todos estos conceptos y cada una de las actuaciones que decidimos. 
Eso sí, Crianza Multiespecie no es cualquier cosa. Es una Fórmula de VIDA . Espero que nadie contamine el término con prácticas irrespetuosas.

Por eso he colaborado en este post con Adriana, porque estamos viviendo nuestra maternidad en paralelo y me siento muy orgullosa de todo lo que ha conseguido como mamá multiespecie y lo bien que ha gestionado la convivencia para que Hiro se adaptase poco a poco a su hermana humana a pesar de su miedo a los niñ@s.

Compartimos muchos valores de vida, educación y crianza, y para mí, representa la voluntad y la superación, con la que ha conseguido una convivencia respetuosa hacia Hiro y llena de valores hacia la peque. 

¿Tu perro tiene miedo a los niños y vas a tener un bebé?

Seguramente por eso te preocupe la reacción de tu perro cuando llegue el recién nacido o cómo se sienta en la convivencia. 

Como te decía al principio, “Evolucionar es adaptarse” y para llegar a esa evolución primero tienes que preguntarte cosas, y esas preguntas que te haces ahora son la clave para que no dejes pasar el tiempo y comiences a formarte para poder ayudar a tu perro a adaptarse mejor a su nueva vida en una familia multiespecie. 

Lo primero que me gustaría explicarte, y esto lo hemos hablado Adriana y yo muchas veces, es que me gustaría romper y matizar muchas falsas creencias que hemos escuchado en los últimos meses de boca de otros profesionales del sector canino: 

“Al bebé de casa no le hará nada malo porque es de la familia, por eso no tienes que preparar a tu perro” FALSO. Y si no que nos lo pregunten a nosotras, ambas con perros sensibles a los peques. 

El perro no reconoce al bebé como un miembro de la familia así como así. Los perros necesitan una socialización adecuada (que es lo mismo que tener buenas experiencias y mucho de lo que le falta a la mayoría de los canes), lo cual a veces es complicado si tienes miedo, te sientes inseguro en las interacciones y no sabes cómo gestionar los acercamientos. A ésto súmale los nervios de ser primerizos, las hormonas, el malestar físico, el bebé llorando, el cansancio…etc. Es una combinación ideal para que algo falle.

Por eso una de las etapas de la Crianza Multiespecie abarca toda la fase de preparación ANTES DE LA LLEGADA DEL BEBÉ.

Por otro lado y a favor de tu perro, es muy raro que tu perro quiera atacar porque sí a un bebé que no le ha hecho nada. Puede que quiera conocerlo o no, pero nunca le ofrezcas al bebé o le dejes sin supervisión. Detrás de todos los terribles titulares de perros que atacan a bebés recién nacidos, hay una historia de convivencia que desconocemos y una carencia de supervisión. Si tienes dudas de que pueda ocurrir no esperes a que llegue el bebé. Consultanos.

¿Cómo saber si a tu perro le gustan los niños?

Más bien la pregunta correcta sería cómo saber si tu perro se siente cómodo, porque si tienes esta duda es porque no tienes la posibilidad de tener contacto con peques, y tu perro tampoco. Por ello, sería raro que le gusten porque sí.

También es muy complicado que alguien te ofrezca a su pequeño humano para “testear” el comportamiento de tu perro cerca de un bebé/niñ@, así que lo mejor que puedes hacer es:

  • Intenta recordar qué tipo de experiencias ha tenido tu perro cerca de niños (si las ha tenido)

  • Pasea por zonas donde pueda haber niños sin aproximarse y manteniendo una distancia en la que tu perro se sienta cómodo. 

  • Si tu perro ignora a los peques y se comporta con normalidad, aprovecha para olfatear en esa zona o relajarte con él en un banco o a su altura con unas caricias relajantes. También puedes ofrecerle un juguete tipo mordedor e interactuar con él, pero prefiero que la asociación positiva cerca de niños se derive a la calma antes que al juego y la excitación.

  • Poco a poco intenta acortar la distancia. Siempre con mucha seguridad. 

  • La tolerancia a los niños no implica que se deje tocar por desconocidos. ¿A ti te gustaría? Sólo has de tener sentido común. 

  • Si en algún momento ladra, se altera, quiere perseguirlos, se pone tembloroso o quiere huir, retrocede y “aborta la misión”. Necesitáis ayuda profesional.

Y si quieres aprender más sobre el Miedo de Perros a Niños, sólo por estar aquí tienes la posibilidad de acceder de forma gratuita (usando el cupón MIEDOSHIRO) a la MASTERCLASS que ofreció Adriana a las familias del Club Creciendo entre Perros. 

LAS PRIMERAS SEMANAS DE CONVIVENCIA ENTRE PERRO Y BEBÉ es fundamental saber cómo hacer las cosas y qué alternativas puedes ofrecerle a tu perro para no verte [email protected] ante la nueva situación. Por eso tanto Adriana (Barcelona) como yo (Madrid), podemos ofrecerte acompañamiento presencial y online para ayudarte a conseguir una buena adaptación entre tu perro y tu bebé.

Ofrécele tiempo y espacio. Deja que el ritmo de esta nueva relación la marque el perro.

Tamara Hernán.

Sobre Embarazo, niñ@s y perros

También te puede interesar...

Deja una respuesta